El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) informó que la producción de jengibre orgánico aumentó a 40 toneladas (t) por año, en el municipio de Villa Tunari del departamento de Cochabamba, por la demanda ante la pandemia del COVID-19.
“Este tubérculo se ha convertido en uno de los más requeridos por la población boliviana para prevenir el virus. Los agricultores de Villa Tunari, motivados por el precio que se cuadriplicó, aumentaron su producción de 15 a 40 toneladas por año”, indicó el MDRyT, según un boletín.