La incertidumbre en el abastecimiento del grano causó la elevación de los precios al productor de la carne de pollo y del huevo.

Productores de leche y de carne de pollo​ y cerdo aguardan una nueva convocatoria de la estatal Insumos Bolivia para analizar las posibilidades que hay para importar maíz ante la incertidumbre que hay de abastecimiento del grano en el mercado interno.

“Por un lado” el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras “asegura que hay superávit” de maíz en el mercado nacional y “que todo está bien, pero por otro lado el Ministerio de Desarrollo Productivo envía a personal de Insumos Bolivia para coordinar” con los productores de pollo, cerdo y leche “una posible importación, dado el déficit que ellos han detectado”, informó Omar Castro, presidente de la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA). 

En la primera reunión, efectuada la semana pasada, los representantes de la entidad estatal se comprometieron a obtener nuevas cotizaciones para la compra externa del grano, debido a que en ese momento los precios estaban muy elevados, relató Castro.

“Estamos a la espera de que prospere esta situación, por lo menos de parte del Ministerio de Desarrollo Productivo, ya que el Ministerio de Desarrollo Rural, que debería trabajar conjuntamente con nosotros, ni por si acaso se comunicó” con el sector productivo, aseveró.

Los productores alertaron ya que debido a la fuerte sequía la cosecha de invierno no cubrirá la demanda y que el déficit de maíz se prolongará por siete meses.

Estos días, no obstante, hay una “sobreoferta coyuntural” del insumo en el mercado, luego de que decenas de camiones que transportaban maíz presuntamente transgénico hacia silos de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) fueran rechazados por la estatal.

El precio del quintal, que estaba en un rango de entre Bs 97 y 100, hoy está entre Bs 90 y 92, indicó Castro.

“Hubo un ligero descenso en el precio. Suponemos que todo ese maíz transgénico que no se ha podido entregar a Emapa es lo que hoy en día está originando una coyuntural sobreoferta de maíz en el mercado tradicional”, sostuvo Castro.

Esta situación no evitó que el precio al productor de la carne de pollo aumente de un rango de Bs 8,50 a 9 el kilo a uno de Bs 9,30 a 9,50, al igual que el precio al productor del huevo, que subió de un rango de Bs 0,50 a 0,53 la unidad a uno de Bs 0,60 a 0,63, detalló.

A estos aumentos hay que sumarle los incrementos que aplican los intermediarios cuando los parámetros de producción no son regulares.

El alza en la carne de pollo, se debe a la reducción de hasta un 10% en la producción avícola por causa de la incertidumbre que hay sobre el abastecimiento de maíz, explicó,

El incremento del huevo, a su vez, obedece también a la falta de maíz para el sector pero, al tener ciclos de producción más extendidos la menor oferta del alimento “se va a notar más agudamente en octubre o noviembre”, indicó.

Fuente: El Deber